VisitMenorca.com

Hoteles y apartamentos en Menorca

Cavalleria, un lugar de Menorca que te emocionará

La zona del Cabo de Cavalleria en Menorca merece un capítulo especial. Hoy nos perderemos por su playa, el faro, el puerto, una ciudad romana de hace más de 2000 años,.... ¿Nos acompañas?

Vamos a pasar un día fantástico recorriendo una parte de Menorca bellísima. El Cabo de Cavalleria, al norte de la isla, alberga paisaje, playas, ruinas, el faro más antiguo de Menorca y el puerto de Sanitja.

Cavalleria playa1

Comenzamos por la playa virgen de Cavalleria. Dejamos el coche en el aparcamiento, a unos 500 metros de la playa y llegamos allí por un camino de tierra. Antes de comenzar a bajar las escaleras que llegan a la arena, mira a tu alrededor. Es toda una experiencia para los sentidos. Colores, el olor del mar, la sensación de estar en un lugar privilegiado.

Mar azul brillante

La luz es increíble a esta hora de la mañana. El mar está tranquilo, azul brillante. Somos un grupo de amigos muy variado pero creo que hoy todos vamos a poder disfrutar de un momento mágico. Ahora mismo, Carlos y Laura nadan hasta las calas cercanas, de paredes arcillosas y rojas que contrastan con el color de las aguas. Esto es lo que más les gusta. Ellos son de “sol y playa”.

Casi 600 metros de arena ocre y unas hermosas dunas llenas de plantas. Al final de la playa el Camí de Cavalls nos lleva, rodeando la costa, hasta Cala Mica, pequeña y tranquila con unas formaciones geológicas muy interesantes.

Llegó la hora de ponerse en marcha. Estamos preparados para caminar hasta el faro de Cavallería. Son unos 4 kilómetros. En este recorrido, entre paredes secas y vegetación, nos esperan algunos sitios que queremos visitar.

El puerto de los romanos

El puerto de Sanitja es una bahía natural, estrecha y alargada, que sirve de refugio a los barcos cuando sopla fuerte el viento del norte.

El mar está quieto, parece una fotografía. Precisamente esta cualidad fue la que gustó a los romanos que, allá por el año 123 a.C descubrieron este puerto, lo convirtieron en uno de los puntos estratégicos de la isla y levantaron un gran campamento.

Vemos dos barquitas cerca de los muelles de madera. Dos solitarios pescadores prueban fortuna con sus cañas. El puerto de Sanitja está dentro de la Reserva marina del norte de Menorca y tiene restringida la pesca en algunas épocas del año para permitir que la fauna se desarrolle en libertad.

Cabras brincando por el camino

Nos acercamos a Cala Viola, una pequeña cala virgen del puerto. Hemos visto pequeñas cabras salvajes por el camino. Están acostumbradas a las personas y se han acercado a nosotros. Nos han seguido un rato.

Aprovechamos para bucear. El agua está clara y fresca y no perdemos la ilusión de ver los restos de los barcos que se hundieron aquí y aún se encuentran en el fondo de la bahía.

Cavalleria faro

Un galeón hundido

En 2009 descubrieron un galeón y 17 cañones de hierro de 2 metros de largo. Los historiadores creen que son de los siglos XVII o XVIII.

Además, alrededor del Cabo de Cavallería hay algunas cuevas que los piratas utilizaban para esconder el botín que conseguían en sus incursiones por el mar. Más tarde, fueron los contrabandistas los que hicieron uso de las cuevas.

Llegando al faro, a la derecha está una de las más famosas, la cueva del Vell Marí. Dicen que es difícil verla desde tierra porque está muy escondida.

Un campamento militar

En el puerto hemos visto una torre de defensa. Está en mal estado. Fue construída por ingenieros militares británicos en 1800. Muy cerca se encuentran las excavaciones de la ciudad de Sanisera, un asentamiento militar romano del siglo 1 a.C, el mayor de las Baleares.

Esta ciudad es la única población romana que se puede excavar en la actualidad. Las otras dos, Mago y Iamo, se encuentran debajo de las actuales Mahón y Ciutadella.

Cavalleria faro1

A 94 metros sobre el mar

El faro de Cavallería se inauguró en 1857 y se eleva 94 metros desde el mar. Desde lo alto del acantilado vigila una zona en la que en el siglo XVI hubo más de 700 naufragios.

Desde aquí vemos la Isla dels Porros y la vista es impresionante. A la derecha, Fornells, donde están los apartamentos que hemos alquilado. Más al este está la playa de Arenal den Castell, un sitio precioso donde disfrutamos de las vacaciones el año pasado.

En el edificio del faro hay un Centro de Interpretación donde hemos visto cómo ha evolucionado el faro desde su construcción y toda la zona de mar y tierra que lo rodea.

Hay grupos de personas que se acercan en coche hasta aquí. Hay un aparcamiento muy cerca y dicen que esta es una de las mejores puestas de sol de la isla. No nos la queremos perder. Aquí nos quedamos.

¿No te apetece la experiencia de nadar en estas aguas cristalinas? Galeones hundidos, naufragios,… ya son historia que podemos imaginar desde el faro. ¿Quieres conocer uno de los maravillosos lugares que Menorca tiene? Te esperamos.

Comunidad