VisitMenorca.com

Hoteles y apartamentos en Menorca

¿Qué celebra Menorca con un mercado de naranjas y dátiles?

El 17 de enero los menorquines conmemoramos la reconquista cristiana, cuando en 1287 el rey de Aragón, Alfonso III, desembarcó en el puerto de Mahón, venció a los musulmanes que entonces dominaban la isla, y entró en Ciutadella.

Este fin de semana Menorca celebra diversos actos lúdicos y culturales. Los niños asistirán a la bendición de animales, los grupos de amigos disfrutarán de las fogatas y las “torrades” de sobrasada y todos podrán bailar al ritmo de la musica tradicional.
La fecha de la Diada de Menorca coincide con la festividad de San Antonio Abad, el patrón de la isla. La leyenda cuenta que la intervención divina ayudó al rey Alfonso III ante los musulmanes; de ahí que la fiesta sea institucional, cultural y religiosa a la vez.

St Antoni1imagen de @fuxacurro
Esta conmemoración se ha ido modificando con el tiempo. En 1288 ya hubo una celebración de estos hechos históricos. Hace años en Mahón se recordaba este acontecimiento con una representación de la llegada del rey de Aragón. Es posible que incluso se hubiera celebrado algo parecido a las fiestas de “Moros y Cristianos” en cierta época.

Cultura y actos tradicionales
A principios del siglo XX la fiesta tuvo tan poco peso entre la sociedad que llegó a peligrar su futuro. Actualmente es una fecha que goza de la participación de todos los menorquines. Tenemos un atractivo calendario de propuestas y actividades, que suelen alargarse más de una semana, con actuaciones y entretenimiento en todas las poblaciones, que se han convertido en centros de recuerdo y menorquinidad.

St Antoni3

imagen de @nainha85

Niños y mascotas
Las familias y, sobre todo los niños, no se pierden el tradicional acto de la bendición de animales. Se celebra en la mayoría de los pueblos. Niños y mayores se acercan acompañados de sus mascotas y animales. Perros, gatos, hamsters y toda serie de animales domésticos ocupan la calle, pero también hemos llegado a ver desde un exótico camaleón a un hermoso y esbelto caballo menorquín.

Amigos alrededor del fuego
En la víspera de Sant Antoni, los grupos de amigos tienen una cita obligada. Se celebran las tradicionales fogatas con “torrades”, donde con poco dinero podemos degustar nuestra deliciosa sobrasada o el sabroso “botifarró”, embutidos tradicionales que se asan al fuego en las plazas entre música y bailes de nuestra tierra.

St Antoni4

imagen de @gomezester

Tres toques en la puerta de la muralla
De todos los actos el principal y más simbólico es, sin duda alguna, la procesión “dels Tres Tocs” que tiene lugar en Ciutadella, un acto de lo más particular. Se trata de una fiesta solemne, con la que se rememora la llegada del rey a las murallas de Ciutadella, la principal y casi única población de la isla en aquel momento.
La procesión da comienzo tras la misa en la Catedral desde donde parte una curiosa mezcla de autoridades de diversos ámbitos, religiosas, políticas, militares, etc … que recorre las calles de la ciudad en dirección al lugar dónde años atrás se hallaba la Puerta de Maó. Lo hacen bordeando la avenida en dónde hace poco más de un siglo y medio aún se veía la muralla.
Al llegar a la “Plaça de las Palmeres”, nombre popular y extraoficial de la plaza de Alfonso III se desarrollan una serie de actos que representan las autoridades de Ciutadella y que reúnen a numerosos menorquines a su alrededor.

St Antoni2

imagen de @suredandrea

Medina Manurqa se rinde
A caballo, tres de los concejales/as municipales lleva la bandera/estandarte de Alfonso III. El/la más joven tras desmontar se trasladará a un lugar marcado en la plaza (muchos jamás se han fijado, pero hay una baldosa con una especie de T, lugar donde supuestamente sucedieron los hechos) y dará tres toques con el palo de la bandera, emulando la supuesta orden del rey cristiano para la rendición de Medina Manurqa.
Una vez abierta la puerta de la ciudad, de manera figurada porque ya no existe, la procesión continúa hacia el interior de la población tras la intervención del Obispo y la banda Municipal.

¿Qué son los “garballons”?
En ese punto, muchos de los asistentes se trasladan a la plaza de Sant Antoni, en donde tiene lugar otra de las tradiciones: el mercado de naranjas y dátiles, productos mediterráneos y de temporada. Antaño este mercado también vendía “garballons”, una planta conocida por muchos como palmito, la única palmera autóctona de las Baleares.
El mercado siempre ha tenido más interés histórico y cultural que mercantil. En los últimos años se ha ampliado para formar un mercado más artesano y gastronómico. Como se realiza pasado el mediodía muchas familias aprovechan para degustar los productos tradicionales y artesanos que allí se venden.

Rifamos un cerdo
También es costumbre acercarse hasta el hospital. A un lado vemos un cerdo, normalmente en un cercado de madera y rodeado de curiosos niños y niñas que disfrutan viendo al animal. Al igual que en tantísimos otros lugares por San Antonio o San Antón, el cerdo se rifa ese día.

Como veis, el 17 de enero hay muchas cosas que celebrar en Menorca y la historia, la cultura popular y la gastronomía tradicional están muy presentes durante toda la jornada. ¿Aún no conoces esta conmemoración? ¿Sabes porqué se celebra el mercado de naranjas y dátiles en Ciutadella? Según la tradición, estos eran los frutos con los que se alimentaba San Antonio en sus periodos de penintencia en el desierto.

Luis Ameller
menorcaguides

Comunidad