VisitMenorca.com

Hoteles y apartamentos en Menorca

La ciudad, edificada alrededor de la antigua colina de Ihalor, nombre de donde proviene su actual topónimo, fue fundada por el rey Jaime II de Mallorca en el año 1304. Alaior tiene 9.972 habitantes y está a 12 km de Mahón.

QUÉ VER EN ALAIOR:

La parroquia de Santa Eulàlia, hoy patrona de la ciudad, es la primera estampa que nos encontraremos al entrar en Alaior. La estructura del edificio fue reedificada en el s. XVII con inspiración barroca, desde ella podemos acceder a la calle que lleva al Parc Munt de l’Angel. La posición elevada de este mirador brinda un magnífico observatorio sobre el entorno rural.

Centro Histórico: Alaior esconde numerosas sorpresas arquitectónicas, rincones que vale la pena no perderse como:

La capilla del Rosario, en el interior mismo de la iglesia de Santa Eulalia, además de admirar el portal de San Pedro, a su salida.

El patio de Sa Lluna, antiguo claustro de franciscanos.

El palacio Can Salort, la expresión de la arquitectura civil representativa de antiguas familias acomodadas, hoy de propiedad municipal y sede de la extensión universitaria de les Illes Balears.

•La ermita de Sant Pere y su plaza arbolada donde tomarse un respiro después de tantas propuestas culturales.

Los molinos que rodean la población: el d’en John, el d’en Pujol. Y los cuellos de pozos que todavía se mantienen dentro de la trama urbana.

•Calles de la villa medieval, que nos llevará a conocer los entresijos de la ciudad.

Cultura: Para conocer la realidad cultural de Alaior, la mejor opción es adentrarse en el espacio cultural Rotger o en el centro de cultura de San Diego, Centro de Grabado Internacional, en el que se dan cursos y se realizan exposiciones de gran interés.

Gastronomía: Alaior es la cuna del internacionalmente conocido Queso de Menorca, además destaca la producción artesanal de embutidos, helados, pastelería y elaboración de licores.

Industria: Destaca la fabricación de calzado y bisutería. Estos productos pueden adquirirse, en gran parte, en las industrias que cuentan con tiendas propias. Ejemplos: Pons Quintana.

Senderismo: Los caminos rurales de sus alrededores, nos ofrecen la oportunidad de realizar diversas excursiones de senderismo o en bicicleta, como el itinerario que nos lleva hasta la ermita rural de Sant Llorenç de Binixems.