Productos Típicos de Menorca

La cocina menorquina es una rica expresión de tradición que ha pasado de padres a hijos; una sabia combinación de los ingredientes que nos ofrece la fértil tierra de la isla, cocina que ha sabido adaptarse a las últimas propuestas de autor sin perder ni un ápice de sabor.

La gastronomía menorquina conserva una historia muy particular. La receta de cada plato que degustamos alberga un compendio de historias y de civilizaciones, enriquecidas con el paso de los años.

SALSA MAHONESA: según cuenta la leyenda su origen se remonta a la época de la dominación francesa en la isla. Durante este periodo, un gobernante galo alabó y expandió por el mundo las cualidades de esta sencilla aunque exquisita salsa que había probado en la isla.

GIN XORIGUER: la ginebra que tiene su origen en la presencia inglesa en la isla en el siglo XVIII, destilada totalmente con bayas de enebro que le otorga un aroma incomparable. Compartir la tradición de tomar un gin con la gente de la isla en cualquier bar es una experiencia que no nos podemos perder. Si queremos conocer los secretos de su destilación, podemos visitar sus dependencias en el puerto de Maó.

LICORES: La tradición licorera en Menorca viene de lejos, desde la presencia inglesa en la isla en el siglo XVIII. A parte de la ginebra, se elaboran de forma artesanal deliciosos licores de frutas y de hierbas.

QUESE D.O. MAHÓN – MENORCA: El queso con Denominación de Origen Menorca es uno de los más apreciados del mundo. Su sabor reúne toda la esencia de Menorca. Los parajes naturales por donde pastan tranquilamente las vacas y el tradicional método de elaboración, nos trasladan al paladar todo el buen gusto de la isla. Se dice que por la acción del fuerte viento de tramontana el pasto se impregna de la sal del mar. Por esto motivo gusta tanto a las vacas y su queso tiene un bouquet tan especial. Para ver de cerca tan sabia tradición, la mejor opción es visitar los numerosos llocs (explotaciones agropecuarias) que abren sus puertas al público.

EMBUTIDOS: La sobrassada es el producto estrella de los embutidos, aunque también se elaboran otros como la “carn i xua”, el “butifarró” y el “camot o cuixot”. Todos se elaboran de forma artesanal; lo que cuenta es el saber hacer, sin prisas, como se ha hecho toda la vida en las casas de la isla. Si lo que queremos es prolongar el viaje más allá de nuestras vacaciones, la mejor opción es degustarlas en casa mientras recordamos todo lo vivido en Menorca.

CALDERETA DE LANGOSTA: posiblemente es el plato más famoso y el secreto mejor guardado de Menorca. Se trata de una sopa a base de langosta y diferentes hortalizas.

DULCES Y REPOSTERÍA: La pastelería y la repostería menorquina esta muy ligada a las celebraciones populares de la isla. Durante las fiestas patronales podremos disfrutar de una buena taza de chocolate con ensaimada, por Pascua se comen les formatjades(pasteles de carne), los buñuelos con deliciosa miel de Menorca por Todos los Santos y les greixeres (pasteles de queso) en Carnaval.