VisitMenorca.com

Hoteles y apartamentos en Menorca

Las flores se abren a la primavera de Menorca

Los colores vivos de Menorca son potenciados por la floración que sucede durante el final del invierno y el inicio de la primavera. Abundan las flores silvestres, algunas muy vistosas y coloridas. Esta es una época ideal para disfrutar del campo con la familia.

¿Has paseado por el campo de Menorca en primavera? Tras la navidad los campos verdes de la isla se tapizan de amarillo, florece la “vinagrella”, esa planta que toma los bordes de las carreteras, las paredes secas y prácticamente invade los pastos. Es originaria del continente africano aunque hoy es un habitante europeo más.

Untitled design (3)

Invasoras silvestres

¿Has preparado una excursión? Los barrancos de Menorca te ofrecen esta bonita flor que parte de un trébol. Es la Oxalis Pes-Caprae, planta invasora con un sinfín de nombres populares y que llaman Vinagreta por el sabor que deja su tallo en la boca.

Tras la Vinagrella, el campo adopta rápidamente un intenso y hermoso color encarnado al aparecer la Enclòver, Zulla en castellano (Hedysarum coronarium). Emparentada con las legumbres, esta planta se usa para el forraje y alimento de animales.

Cuenta la leyenda que la introdujeron los ingleses en el S.XVIII como pasto; lo cual no está del todo claro pues hay quién apunta a un uso ornamental, el bonito color de su flor lo justificaría.

Narcisos, borrajas, amapolas, crestas de gallo o diversidad de margaritas tendrán su turno de floración.

Untitled design (15)

Como insectos en la hierba

Las niñas bonitas de la primavera menorquina son las Orquídeas. Sí, en Menorca hay orquídeas silvestres, aunque aquí las llamemos moscas y abejas. Prepara tu cámara de fotografías para llevarte un recuerdo gráfico de las preciosas orquídeas que te vas a encontrar.

Estas orquídeas mediterráneas, son menudas de tamaño y no muy fáciles de ver. De momento no están protegidas y no es posible cultivarlas; así que mejor no arrancarlas; ya que vuelven a crecer exactamente en el mismo lugar.

El nombre popular de estas flores viene dado porque realmente parecen insectos. De hecho es la manera que la naturaleza ha dispuesto para que abejorros, abejas, avispas, etc… se posen sobre ellas y ayuden a la polinización.

Untitled design (14)

Entre las primeras en aparecer está la Ophrys Lutea, la mosca amarilla (abejera amarilla en castellano). Es seguramente la más fácil de ver por su gran abundancia, es amarilla con una mancha negra central. La mosca roja, Ophrys tenthredinifera (Flor de abeja en castellano), cuyo cuerpo parece una abeja tiene unas hojas de color rosa-rojizo que la hacen muy visible y también es abundante.

La mosca negra, Ophrys Bombilifera (orquídea abejorro en castellano), es la más menuda e imita un pequeño insecto con alitas y vello incluído.

En Baleares tenemos la Ophrys Balearica o “Borinot”. Esta es doblemente espectacular. Tiene una mancha lila que podría parecer el antifaz de un superhéroe y además una forma que imita un minúsculo pajarillo de grandes ojos rojos, todo esto escondido entre hojas lilas.

Mi favorita es la Mosca azul (espejo de Venus en castellano), la Ophrys Speculum es menos alta y por su color está mejor camuflada en el terreno. Tiene un curiosísimo borde aterciopelado y una mancha azul en la parte superior que actúa como un figurado espejo bajo el sol, de ahí su nombre.

Untitled design (13)

La Ophrys Fusca tiene un tallo largo y estilizado. La flor parece un insecto de contorno amarillo, aunque me recuerda más a unos guantes de boxeo.

La Ophrys Apifera, es una de las últimas en florecer de este subgrupo de orquídeas y la disposición de franjas amarillas sobre un fondo oscuro le da un aspecto que justifica su nombre, Orquídea abeja o Abejera.

En bosques y barrancos

Éstas son sólo algunas de las flores que podríamos encontrar del grupo de las orquídeas en Menorca. No todas crecen sobre los mismos terrenos y condiciones. Las más comunes se hallan en arcenes y descampados aunque en las zonas boscosas y los barrancos hallaremos mayor variedad de especies.

Pero esto no acaba aquí, estas plantas también tienen sus versiones albinas, exentas de coloración. Se dan también casos de híbridos en que la orquídea que verán no encaja en ninguna descripción pues es un capricho de la naturaleza y muestra características representativas de la particular combinación.

¿Te gusta la naturaleza? ¿Los paseos por el campo? ¿Los olores y los colores que nos ofrece la primavera? En Menorca podrás conocer una buena variedad de plantas y flores autóctonas. ¿Quieres enseñar a tus hijos la diversa y abundante flora menorquina? Las orquídeas más curiosas te esperan en la isla. Preparemos una excursión y ¡a buscar moscas y abejas, a ver cuantas variedades hallamos!.

Luis Ameller

menorcaguides

Comunidad