VisitMenorca.com

Hoteles y apartamentos en Menorca

Es Castell es la población de la isla donde la huella de la dominación británica del siglo XVIII, el antiguo Georgetown en honor a George III de Inglaterra, es más evidente.

Su origen está directamente relacionado con el Castell de Sant Felip, una fortificación situada en la entrada del puerto, el punto estratégico más débil durante la época de invasiones. A menos de tres kilómetros se encuentra la tranquila cala de Sant Esteve, donde está ubicado el Fort Marlborough cuya visita nos trasladará a la esencia del siglo XVIII.

Es la población más oriental de la isla, y a la vez de todo el territorio español. Por lo que nos da la oportunidad de vivir intensamente la primera sensación del día; un espectacular amanecer junto al mar.

Su urbanismo conserva el trazado original cuadriculado de calles rectas, su plaza de armas con los cuarteles ingleses y una arquitectura de reminiscencias británicas caracterizada por los boinders y las típicas ventanas de guillotina. Frente al Ayuntamiento, pintado con el característico color rojo inglés, nos encontramos con el Museu Militar, donde se conservan infinidad de detalles sobre los episodios de la historia: planos, información sobre las fortificaciones, pinturas de la época.

Es Castell mira hacia al mar, más concretamente hacia el monumental puerto de Maó. Sus calles desembocan a Cales Fonts, antiguo muelle de pescadores, de pura estampa mediterránea, donde las terrazas de los bares y restaurantes junto con las paradas de artesanía, comparten un paisaje idílico a la vera del mar con las cuevas transformadas en tiendas y en refugios de pescadores.